Origen geológico del Lago de Maracaibo: revisión teórica y actividades para la enseñanza geográfica


Depresión del Lago de Maracaibo
     En busca de dar cubrimiento a los geomorfositios que son parte del estado Zulia, y que son foco de estudio del proyecto “Inventario de Goemorfositios del estado Zulia”, a continuación se establecen características geográficas, geológicas y geomorfológicas de la depresión del Lago de Maracaibo, lugar privilegiado dentro del geografía del estado al cual pertenece y que puede ser considerado patrimonio geológico regional. Por esta razón, el autor elaboró sus tesis de maestría con la finalidad de aprovechar su potencialidad paisajística para la enseñanza de procesos geodinámicos internos y externos (revisar tesis), de la cual se generó un manual didáctico para tal fin.


Ubicación geográfica.

     La depresión del Lago de Maracaibo, constituye una planicie sedimentaria que, en conjunto con el lago del mismo nombre, conforman el territorio zuliano. González de Juana y col. (1980), dictaminan que la depresión en cuestión se ubica al occidente de Venezuela, delimitada al oeste por la Sierra de Perijá, al sureste por el piedemonte de la Cordillera de Los Andes, al noreste por las estribaciones de la serranía de Trujillo y al norte por la Bahía El Tablazo y el golfo de Venezuela, constituyendo el contorno del Lago de Maracaibo, el cual se ubica en el centro (figura 1). Por otro lado, Medina y Barboza (2006), lo denominan “sistema del Lago de Maracaibo”, apuntando que se ubica astronómicamente entre las coordenadas 9º y 12º de latitud Norte y los 70º y 72º de longitud Oeste.

Ubicación geográfica de la depresión del Lago de Maracaibo
Figura 1. Ubicación geográfica de la depresión del Lago de Maracaibo.
Fuente: González de Juana y col. (1980). Elaborado por el autor, 2019.



     Desde el punto de vista de localización y extensión, presenta un área determinada de 90.000 km2, incluyendo el Lago de Maracaibo, el cual se presenta en forma de bahía abarcando la cuarta parte de la planicie (Flores, 2012). Dada su ubicación, entre los bordes de la Cordillera de los Andes y la Sierra de Perijá, la depresión del Lago de Maracaibo se caracteriza por ser un graben (fosa tectónica) delimitada por horst (pilares tectónicos), lo cual es originado por fallas geológicas (figura 2). Por lo tanto, el Lago de Maracaibo se considera un lago tectónico con control estructural en su topografía. Aguilar (2004), infiere que un lago tectónico corresponde a los lagos que se forman en la depresión de una falla normal o inversa llamada fosa o graben, cuando un pedazo de corteza terrestre se hunde.
     Lo citado permite corroborar un principio fundamental de la Geomorfología que reza “La estructura geológica es un factor dominante de control en la evolución de las formas del relieve y se refleja en ellas” (Thornbury, 1960:18), puesto que la incidencia tectónica de las estructuras plegadas y falladas, representadas por los sistemas montañosos que bordean la cuenca, dieron origen y condicionan el relieve de la depresión del Lago de Maracaibo, por ésta razón presenta un control estructural en su topografía.

estructura tectónica de la depresión del Lago de Maracaibo
Figura 2. Diagrama explicativo sobre la estructura tectónica de la depresión del Lago de Maracaibo.
Fuente: Strahler (1984); Thornbury (1960). Adaptado por el autor, 2019.


Características geográficas.

   La depresión área de estudio cuenta con un relieve arcilloso predominantemente plano, donde se pueden distinguir tres unidades geomorfológicas básicas: la montañosa, compuesta por la cordillera andina, Sierra de Perijá y serranía de Trujillo; la de piedemonte, que representa los bordes de las cadenas montañosas mencionadas; y las llanuras, que comprenden las amplias planicies aluviales, la llanuras de explayamiento y los sistemas de vegas aluviales.
     Así mismo, de entre las características geográficas que se presentan en el área de estudio, destacan: posee un clima húmedo tropical con variaciones según la ubicación y la cercanía al lago; la pluviosidad dictamina precipitaciones que oscilan entre los 350 mm hacia el sur del lago y 125 mm hacia el norte; la hidrografía está representada por alrededor de 135 cursos de agua que desembocan en el lago, entre los cuales se pueden nombrar el río Apón, Zulia, Limón, San Juan, Escalante, Chama, Catatumbo, Santa Ana, Palmar y Machango (figura 3); y la vegetación, también diferenciada según el lugar que se ocupa dentro de la depresión, es predominante de bosque muy seco tropical al norte, bosque seco tropical entre el lago y los piedemontes, y bosque húmedo premontano a los bordes de las cordilleras (Flores, 2012).

Principales ríos del estado Zulia
Figura 3. Principales ríos que se encuentran en el estado Zulia.
Fuente: Median y Barboza (2006). Adaptado por el autor, 2019.


Evolución geológica y tectónica.


     La tectogénesis de la depresión del Lago de Maracaibo está condicionada por la ocurrencia de diversos procesos geodinámicos durante su evolución, a saber la orogenia, levantamiento y plegamiento de dos ramales montañosos del sistema andino; la formación estructural y topográfica del lago; y el constante relleno anterior y actual en el graben que forma la depresión.
     Para León (2008), la evolución tectónica de la depresión del Lago de Maracaibo ocurrió en dos megaciclos, separados por el evento de “Apertura del Jurásico”: megaciclo Paleozoico y megaciclo Mesozoico-Cenozoico (figura 4). En el primero, ocurre lo que los geólogos denominan “comprensión paleozoica”, originada por el levantamiento orogenético de la Cordillera de los Andes y Sierra de Perijá en el Paleozoico tardío, lo cual influyó en la configuración primaria de lo que a futuro sería la depresión del Lago de Maracaibo.
     En el segundo megaciclo, que corresponde a los eventos tectónicos ocurridos entre el Mesozoico y Cenozoico, el primer evento importante que se destaca en la ruptura del Pangea (evento denominado Apertura Jurásica), lo que trae consigo la separación de las placas Suramericana y Norteamericana formando grabenes en dirección NE-SO (León, 2008; Macero, 2014), de ésta manera se forma la antigua depresión del Lago de Maracaibo siendo una fosa tectónica (graben) bordeada por dos cordilleras que fungen como pilares tectónicos (horst).
     Culminado el Jurásico y con él, la ruptura del Pangea, la fosa tectónica formada pasa por un proceso de subsidencia (hundimiento del terreno), lo cual permite la ocurrencia de transgresiones marinas que van a servir como medios de sedimentación. Lo mencionado, da pie a la instalación progresiva de un ambiente de plataforma interna durante el Aptiense-Cenomaniense (Cretácico) (León, 2008).
     Seguidamente, durante el Paleoceno-Eoceno Medio del período Paleógeno (Cenozoico), de entre los eventos destacados ocurre el choque gradual entre las placas Caribe y Suramericana, generando con ello que al Este de la fosa tectónica exista un margen activo que acarrea un segundo levantamiento de la cordillera Andina y con ello la conformación de pliegues anticlinales (cordilleras) y sinclinales (la cuenca) (León, 2008). Como consecuencia, acontecen varios procesos de erosión y sedimentación en la plataforma interna (Plataforma de Maracaibo según Anjos, 2006), y la formación de la Falla de Oca, que representa el límite norte de la depresión del Lago de Maracaibo.
     A posterior, durante los sistemas Eoceno Medio-Oligoceno del período Paleógeno, se registran intensos procesos erosivos en la parte central y oriental en las formaciones geológicas que conformaban la entonces Plataforma de Maracaibo; así como también ocurre una comprensión tectónica que termina por levantar la Sierra de Perijá. Durante el Mioceno-Holoceno, la Cordillera de los Andes y Sierra de Perijá toman su morfología actual, siendo las responsables, en conjunto con las glaciaciones del Pleistoceno, de la sedimentación ocurrida en las formaciones más recientas de la depresión del Lago de Maracaibo (Onia y El Milagro), dando como resultado el cierre del lago y conformando la depresión actual (León, 2008).

evolución y formación de la depresión del Lago de Maracaibo
Figura 4. Escala geológica del tiempo indicando la evolución y formación de la depresión del Lago de Maracaibo
Fuente: Labarca y Gouveia (2019).


La geomorfología del lago.

     En la fisionomía de la depresión del Lago de Maracaibo los relieves más resaltantes están representados por la Sierra de Perijá al oeste y la Cordillera de los Andes al sureste. Adentrándose en la depresión, se pueden evidenciar geoformas de origen fluvial (meandros, terrazas aluviales, llanuras aluviales, entre otras) y de origen litoral (playas, penínsulas, bahías, flechas litorales, albuferas o lagunas costeras, entre otras). La península de San Carlos, la Bahía El Tablazo y la Bahía de Urabá son ejemplos de relieves predominantes en la cuenca.
     Concerniente a la geomorfología litoral del Lago de Maracaibo, está determinada por la presencia de playas, albuferas y bahías que dan forma a la costa. En este sentido, Medina y Barboza (2006), aseveran que el litoral de la depresión del Lago de Maracaibo cuanta con un total de once (11) lagunas costeras o albuferas, las cuales son: en la zona occidental se encuentran la Laguna de las Cocinetas, Laguna de Sinamaica, Gran Eneal, Laguna de Las Peonías, Santa Rosa de Aguas, Laguna Bernal, Laguna Don Bosco y Ciénagas de Juan Manuel; y en la zona oriental se exhiben la Ciénaga de Los Olivitos, Ciénaga de La Palmita y Ciénaga de Punta Misoa (ver artículo).



El Lago de Maracaibo en la enseñanza geográfica: actividades didácticas.

     La depresión del Lago de Maracaibo, por ser un escenario cargado de diversos procesos geológicos y geomorofológicos, es un insumo didáctico para la enseñanza de tales procesos en el área de formación Ciencias de la Tierra para Educación Media General. Por ende, utilizar el paisaje natural de la depresión del Lago de Maracaibo, cargado de una fisionomía geomorfológica concreta y visible ante la percepción humana, resulta ser un recurso asertivo, atractivo, dinámico y estimulante para la enseñanza de procesos geodinámicos internos y externos (Labarca, 2019).
     Para tal fin, es necesaria la creación, diseño y aplicación de estrategias, actividades y recursos didácticos que permitan al estudiante un acercamiento teórico-práctico hacia los espacios de la depresión del Lago de Maracaibo y así asimilar conocimientos referentes a procesos geodinámicos internos y externos desde los ejemplos que de ella se pueden desprender. A continuación, se establecen algunas actividades didácticas que se pueden trabajar en el aula utilizándola depresión del Lago de Maracaibo como foco central.


Actividad 1: Mapa conceptual.

     Como actividad para organizar información, el mapa conceptual le permite al estudiante condensar información en un diagrama jerárquico de conceptos y proposiciones que puede utilizar para estudiar la temática, presentar una exposición o para apuntes en su cuaderno escolar. Los mapas conceptuales, como estrategia de enseñanza y aprendizaje metacognitiva, orienta a los estudiantes a construir sus propios conocimientos referidos a cualquier disciplina (Acosta y Boscán, 2013).

-Consigna: Creación de un mapa conceptual digital o en formato papel contenido de: características geográficas, origen geológico y geomorfología costera de la depresión del Lago de Maracaibo. Para ello, los estudiantes pueden consultar la información siniestrada en esta disertación y complementar con información de internet.

-Materiales: Hojas blancas, colores, computador, regla.

-Evaluación: El mapa conceptual puede aplicarse como actividad de construcción al final de la explicación del tema sobre procesos geodinámicos (ejemplificando tales procesos con la depresión del Lago de Maracaibo). Así mismo, se puede utilizar para la socialización de la temática en el aula o fuera de ella.


Actividad 2: Laberinto didáctico.

     El laberinto didáctico, una actividad de construcción preferida por los estudiantes según experiencia del autor, permite a los estudiantes construir caminos que conlleven a un enunciado (representado por texto, símbolos o dibujos) hacia la salida correcta que contenga la respuesta al mismo (figura 5). Consiste en armar un laberinto que contenga, en este caso, al menos cuatro entradas (donde van los enunciados) y cuatro salidas (donde van las respuestas de tales enunciados). Queda a creatividad del docente si pedir los enunciados y respuestas a través de textos, símbolos o dibujos.

-Consigna: Elaboración de un laberinto didáctico que contenga cuatro entradas y cuatro salidas. En las entradas, colocar a modo de texto o dibujos los enunciados: ubicación del lago, geografía del lago, eventos geológicos de formación y geomorfología costera. En las salidas deben ir las respuestas a tales enunciados, estas no deben sobrepasar las 10 palabras. El laberinto se puede realizar con la forma que el estudiante decida según su creatividad (figura 5).

-Materiales: Hojas blancas, regla, colores, marcadores, información impresa.

-Evaluación: La actividad puede ser evaluada durante su construcción en el aula de clases y como producto final, es decir, sería una actividad de aprendizaje.

 Laberintos didácticos sobre las actividades económicas en Venezuela
Figura 5. Laberintos didácticos sobre las actividades económicas en Venezuela elaborados por estudiantes de Geografía, Historia y Ciudadanía del 5to Año de Educación Media Técnica. Escuela: E.T. “Ildefomso Rodríguez” (Maracaibo, estado Zulia). Año escolar: 2017-2018.


Actividad 3: Trabajo de campo.

     El trabajo de campo, es una poderosa herramienta didáctica para la investigación y enseñanza de la Geografía en todos los niveles educativos. Cuando se trata de educación media, la puesta en práctica de actividades de salidas al terreno motiva al estudiante y los prepara para la identificación y comprensión de procesos geográficos, geológicos y geomorfológicos, según sea el caso. Diversos autores instan a utilizar esta herramienta en la educación secundaria, a sabiendas de que no se quiere formar expertos en Geografía pero si conocedores de su entorno geográficos.
     En este sentido, Labarca y Gouveia (2019) proponen una ruta natural didáctica para la enseñanza de procesos geodinámicos internos y externos desde el paisaje de la depresión del Lago de Maracaibo. Esta ruta, está compuesta por cuatro (4) estaciones bordean parte de la costa occidental del Lago de Maracaibo desde la Vereda del Lago hasta la Laguna de Las Peonías (norte de la ciudad). Más delante, se podrá checar esta propuesta en la website del proyecto “Inventario de Geomorfositios del estado Zulia”, en la sección “productos”.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

Acosta, Savier y Boscán, Adriana (2013). Los mapas conceptuales como estrategia de enseñanza y el aprendizaje significativo de la zoología. Encuentro Educacional, Vol. 20(2). Pp. 183-198.


Aguilar, Armando (2004). Geografía General. Segunda edición. México: Pearson Educación.

Anjos, Liliana (2006). Caracterización sedimentológica de un afloramiento correspondiente a la unidad informal B-6 de la formación Misoa y su correlación con el subsuelo de la cuenca del Lago de Maracaibo (carretera El Venado-La Raya, estado Zulia). Trabajo Especial de Grado para optar al título de Ingeniero Geólogo. Universidad Central de Venezuela. Caracas, Venezuela. Pp. 11-18.

Flores, Evelyn (2012). Software educativo para la enseñanza del relieve venezolano. Trabajo de grado para optar al título de Magíster Scientiarum en Geografía mención Docencia. División de Estudios para Graduados, Facultad de Humanidades y Educación, Universidad del Zulia. Maracaibo.

González de Juana, Clemente; Iturralde, Juana y Picard, Xavier (1980). Geología de Venezuela y de sus cuecas petrolíferas. Tomo I y II. Caracas, Venezuela: Ediciones FONINVES.

Labarca, Ramón (2019). Paisaje de la depresión del Lago de Maracaibo como recursos para la enseñanza de procesos geodinámicos. Trabajo de Grado para optar al título de Magíster Scientiarum en Geografía mención Docencia. Facultad de Humanidades y Educación, Universidad del Zulia. Maracaibo, Venezuela.

Labarca, Ramón y Gouveia, Edith Luz (2019). Lago de Maracaibo. Testigo de la formación interna y externa de la Tierra. Manual didáctico no publicado. División de Estudios para Graduados, Facultad de Humanidades y Educación, Universidad del Zulia. Maracaibo, Venezuela.

León, R. (2008). Definición sismo-estratigráfica de cuerpos de arena mediante inversión acústica, en un área del sur del Lago de Maracaibo. Informe de pasantías no publicado. Universidad Simón Bolívar, Sartenejas.

Macero, Ricardo (2014). Caracterización geofísica mediante estudios de ruido sísmico en el área suroeste de la cuenca de Maracaibo. Trabajo Especial de Grado para optar al título de Ingeniero Geofísico. Universidad Central de Venezuela. Caracas, Venezuela.

Medina, Ernesto y Barboza, Flora (2006). Las lagunas costeras del Lago de Maracaibo: distribución, estatus y perspectivas de conservación. Ecotrópicos, Vol. 19(2). Pp. 128-139.

Strahler, Arthur (1984). Geografía Física. Séptima Edición. Barcelona, España: Ediciones Omega, S.A Pp. 24.

Thornbury, William (1960). Principios de Geomorfología. Primera Edición. Buenos Aires, Argentina: Editorial KAPELLUZ S.A.


Presentado por:

MSc. Ramón Labarca-Rincón
Magíster Scientiarum en Geografía mención Docencia (LUZ)
Licenciado en Educación mención Ciencias Sociales (LUZ)
Docente Investigador del CFIPJ
Twitter: @RamonJoseLR
Instagram: ramonjoselr

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los Principios de la Geografía

Evolución Histórica de la Geografía

Estratigrafía y correlación estratigráfica en el campo de la Geología